Cómo optimizar un artículo para SEO

Cómo optimizar un artículo para SEO y lanzarlo al estrellato

Cómo optimizar un artículo para SEO y lanzarlo al estrellato

En este post veremos paso a paso cómo optimizar un artículo para SEO, desde un punto de vista práctico. Te vamos a contar un método probado que tú también podrás aplicar para conseguir mucho más tráfico orgánico en los artículos clave de tu blog.

Para ir abriendo boca, mira estas imágenes con las métricas de un post del blog de uno de nuestros clientes antes y después de la optimización:

 

 

 

Vamos a ver paso a paso el caso de estudio de este post, y te contamos cómo trabajamos en Cuaderna para alcanzar los resultados que ves en la imagen.

No pasa nada por no conseguirlo a la primera

El mundo del posicionamiento es muy cruel. Todos los días se escriben millones y millones de artículos. Por cada palabra clave hay miles de posts compitiendo por los primeros puestos en los resultados de los motores de búsqueda, a veces cientos de miles.

Por eso, cada vez es más improbable que tu post llegue a los primeros puestos aplicando solo los trucos básicos. Pero como todo hace falta, antes de explicar paso a paso una técnica más avanzada, vamos a revisar los trucos más elementales para que sepas como posicionar un artículo de blog.

A modo de recordatorio: los básicos del SEO

  1. Una buena elección del tema y de las palabras clave. El tema tiene que servir para solucionar dudas o resolver preguntas de tu comunidad. Lo de las palabras clave lo trataremos en detalle más adelante.
  2. Un título con una longitud entre 50 y 60 caracteres que incluya tu principal palabra clave. No es que sea una ley, pero los títulos de esta longitud son los que mejores resultados suelen dar.
  3. El título SEO y la meta descripción también deben incluir tu palabra clave, cuanto más al principio, mejor. La meta descripción, además, tiene que estar escrita en tono persuasivo e incluir una llamada a la acción. Lo ideal es que tenga entre 140 y 155 caracteres.
  4. Una URL ‘a régimen’, es decir, sólo con lo esencial: la palabra clave y alguna palabra más para darle sentido. Por ejemplo, la URL de este post será: como-optimizar-un-articulo-para-SEO. El resto del título, lo omitimos porque “lo del estrellato”, desde luego, no ayudará al posicionamiento del post.
  5. Una buena estructura de encabezados, con una jerarquía clara: un solo H1 o título principal, los subtítulos o H2 que sean necesarios y después los h3, h4… según lo que necesites.
  6. Imágenes atractivas relacionadas con tu post y con la palabra clave en el texto ALT. Recuerda que el texto ALT es la información que van a tener las personas con problemas de visión que lean tu post, es lo que escanea un lector de pantalla. Si te estiras un poco y describes la imagen poniendo algo más que la palabra clave (que más adelante llamaremos Kw, de keyword), mejor.
  7. ¡Los enlaces! Enlaza otras entradas o páginas de tu sitio y también alguna página de autoridad que trate el tema.
  8. Que tu prioridad al crearlo sea resultar útil a la comunidad. El objetivo de resultar útil es el mejor criterio que existe para determinar la longitud ideal y el mejor contenido del post.

Siempre se dice que los contenidos largos posicionan mejor, pero eso es porque el contenido largo suele estar mejor investigado. En realidad, si el tema del artículo se puede resolver con 100 palabras, no escribas 400. Para que no sea demasiado corto, añade otras preguntas relacionadas con el tema que la comunidad esté consultando y que tú puedas resolver.

¿Tienes un post que has creado poniendo en marcha toooodas estas prácticas y no consigues que suba de la posición 72? Prueba con este método que te contamos a continuación.

Elige la mejor palabra clave

Lo primero que hay que hacer para optimizar un artículo para SEO es definir las palabras clave.

Y dirás tú: ¡pero eso ya lo hice! Ya, pero no ha funcionado. Vamos a revisar el proceso.

Para seleccionar la Kw principal, hay que fijarse en lo que llamamos la mejor relación ‘calidad precio’, es decir, la palabra clave que ofrezca mejor relación entre el número de búsquedas mensuales y la dificultad de posicionamiento web.

La forma más eficaz y más fiable de obtener estas métricas es, para nosotros, utilizar Semrush. En la sección ‘Investigación de palabras clave’, haciendo clic sobre ‘Visión general de palabras clave’ podrás introducir hasta 100 keywords. Escribe todas las combinaciones de tu Kw que se te ocurran y también las palabras clave relacionadas, y haz clic en ‘Analizar’.

Fíjate en las columnas señaladas por las flechas en la imagen. La idea es elegir como Kw principal la palabra con poca dificultad y un número aceptable de búsquedas. Eso: la mejor relación calidad-precio 😉

Que la palabra clave venga con toda la familia

Asegúrate de crear toda una familia de palabras clave utilizando palabras relacionadas, sinónimos y otras búsquedas de la comunidad. Se trata de enriquecer tu texto para ayudar al buscador a identificar bien el tema que estás tratando.

Así que después de haber hecho la búsqueda en el apartado ‘Visión general de palabras clave’, haz clic en ‘Keyword Magic Tool’, justo debajo. La herramienta te sugerirá un montón de palabras clave que concuerdan con las que has introducido. En la parte superior de la lista de palabras hay unos filtros. Si haces clic sobre ‘relacionadas’, verás más palabras clave que guardan relación con la tuya.

Echa un vistazo también al ‘autocompletar’ de Google. Es un truco viejo y manido pero sigue funcionando estupendamente. Empieza a escribir tu palabra clave y anota las frases que se autocompletan, porque son las preguntas que hace la gente. Utiliza esas frases en los subtítulos de tu post.

Seo content template: Semrush Power

Cuando ya tienes todas las KW relacionadas, sinónimos y demás, haces clic sobre ‘Panel de Content Marketing o Marketing de Contenidos’ > ‘SEO Content template ‘y las escribes.

Después haces clic en ‘Crear plantilla SEO’, y se creará un esquema con los requisitos que tiene que cumplir tu post: las palabras semánticamente relacionadas que debes incluir, los sitios desde donde convendría conseguir que enlazasen tu post, la longitud que debe tener y una puntuación de su legibilidad, es decir, cómo debe ser de fácil de leer.

La herramienta hace este cálculo en función de los artículos que están posicionando en los primeros puestos para las palabras clave que te interesan. ¡La de tiempo que te ahorras en investigar a la competencia! No es que sea una ciencia exacta ni lo tengas que cumplir a rajatabla pero… ¡funciona! Te lo decimos porque lo hemos probado.

¿Y cómo se hace para aplicar todas esas directrices? ¿Cómo sé si mi post tiene una legibilidad de 50 o de 60? ¿Cómo sé si me ha quedado bien optimizado?

¡Fácil! En la herramienta de comprobación en tiempo real. Ni siquiera necesitas leerte las pautas de SEO, la herramienta las aplica por ti.

Llegó la hora de la verdad: ¡a optimizar se ha dicho!

Haz clic sobre la pestaña que pone ‘Comprobación de contenido en tiempo real’ o en la opción ‘SEO Writing Assistant del menú lateral izquierdo’ y pega el texto del post que quieres optimizar.

 

La herramienta le dará una puntuación SEO a tu texto aplicando las pautas de la plantilla que se acaba de crear con las palabras clave que has aportado. Tendrá en cuenta la originalidad del texto, el registro, la legibilidad y por supuesto el SEO.

Copia el texto que estás tratando de optimizar, pégalo ahí y obtén tu nota 🙂

Lo de la originalidad lo damos por supuesto: ¡no se te ocurra copiar ni media frase! Ya sabes como se pone Google con estas cosas. Nos centraremos sobre todo en la legibilidad y el SEO.

Puedes empezar por optimizar el SEO: haz clic sobre la palabra SEO que aparece en el gráfico de arriba a la derecha y se mostrarán las pautas:

Observa las observaciones que aparecen en rojo para optimizar y ve haciendo las correcciones que se proponen sobre el título, los enlaces, las imágenes y palabras clave.

Sigue subiendo nota

La idea es lograr que tu texto contenga todas las palabras clave objetivo y las palabras clave recomendadas que aparecen a la derecha, sin dejar de sonar de forma natural e intentando en todo momento que el texto sea útil a la comunidad. Es decir, no las metas a machete. Reformula las frases hasta lograr un buen resultado.

Todo el proceso es muy intuitivo: a medida que vas incluyendo las Kws en el texto, se van coloreando de verde y la nota va subiendo. ¡No pares hasta que ponga ‘Perfecto’.

Observarás que si te pasas mucho de la longitud recomendada, la puntuación baja. ¿Sabes qué? No hagas demasiado caso de eso, porque como hemos dicho, la longitud se calcula teniendo en cuenta los post de la competencia.

Puede que tu artículo incluya contenidos que los demás no han contemplado. ¿Has optimizado todo lo demás? Entonces no te preocupes demasiado.

Eso sí, ¡nada de texto superfluo! Elimina todo lo que sea prescindible: es una regla de oro de la edición de textos.

Revisa la legibilidad

Cuando ya tengas lo del SEO controlado, vuelve al gráfico de arriba a la derecha y haz clic en la palabra ‘Legibilidad’. Observa de nuevo las recomendaciones que aparecen en el margen de la derecha y síguelas.

Apreciarás que estas son más fáciles. Romper párrafos demasiado largos, simplificar frases difíciles de leer, sustituir palabras complejas o modificar la extensión del título. Antes de que te des cuenta, ya tendrás tu post preparado para triunfar.

BONUS: Trucos extra para optimizar tu artículo

  • Pon índice en tus artículos (Tabla de contenidos, como tiene este artículo): no solo mejoran la usabilidad facilitando que el usuario encuentre lo que busca, sino que también estás incluyendo enlaces internos, que se pueden posicionar de forma individual.
  • Esmérate en maquetar tus textos para hacer tus contenidos más atractivos. Utiliza recursos para destacar imágenes, citas y llamadas a la acción. No es que la maquetación tenga un impacto directo sobre el SEO, pero sí ayudará a que tus lectores se queden más tiempo en tu sitio. Y eso sí influye en tu posicionamiento.
  • Añade imágenes atractivas, infografías o, si el tono de tu sitio lo permite, memes y GIFS. Lo importante es que tus usuarios pasen un buen rato.
  • Y más: averigua hasta dónde llegan los usuarios. ¿Se leen tus posts? Utiliza un sistema para medir la profundidad de scroll y descubre dónde los abandonan. Podrás mejorar tus métricas colocando una llamada a la acción interesante para atraparlos justo antes de ese punto.

¿Qué te han parecido estos trucos? En realidad, el proceso suena más complejo de lo que es, y es súper efectivo. Poco después de optimizar un artículo para SEO, empezarás a notar los resultados y te animarás a utilizarlo en otros artículos. ¡No dejes de compartir tu experiencia en los comentarios!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.